Mis Páginas

Haciendo chorizos en el pueblo (Zamora)


Era antaño el mayor acontecimiento familiar; por eso se decía:“El día que se mata el marrano o se muere la abuela, no se va a la escuela”. 
Por la mañana, se sacaba el marrano de la pocilga y se colocaba en el tajo, con ayuda de familiares o vecinos. El que lo mataba, se santiguaba, palpaba la papada e introducía el cuchillo con decisión.
Cuando el marrano estaba muerto se depositaba en el suelo y se cubría con encaños para chamuscarlo. Una vez chamuscado, se rascaba la piel con agua caliente y trozos de teja. Se colocaba el marrano sobre una escalera y se subía de nuevo al tajo, donde se iniciaba la operación de abrir. Acto seguido, se procedía a extraer las vísceras y la asadura. Las mujeres lavaban las tripas con sal y vinagre. Una vez abierto el marrano, se ataba bien a una escalera pasando el sobeo por el hueso del culo y se introducía en la cuadra o en la cocina, donde permanecía toda la noche oreándose.
Al día siguiente, se iniciaba la operación de desarmar: sacar el espinazo, los jamones, las paletillas, los lomos, la papada y el tocino. Después se pasaba a escarnar (separar la carne de los huesos), desengrasar (separar la carne de las grasas) y deshacer( partir la carne en trozos). Finalmente, se procedía a picar la carne con la máquina.
Una vez picada la carne, se iniciaba la operación de envolver, que consistía en amasar las chichas en el artesón:la carne picada envuelta con orégano, ajo, sal gorda y pimentón. Se dejaban reposar al menos cuatro horas, antes de comenzar a embutir con la máquina y atar los chorizos. Cuando las tripas estaban llenas, dos o tres personas hacían los atados y los pinchaban con unas agujas. Acabada la operación de atar los chorizos, se colgaban en los varales colocados en el sobrao.
Se hacían tres clases de chorizos: fariñato, longaniza y chorizo gordo así como salchichón.



35 comentarios:

Dyhego dijo...

MMMMMMMMMMMMMMMM
¡Viva el colesterol!

Fernando Santos (Chana) dijo...

Belas fotografias...Espectacular....
Um abraço

Mari Carmen dijo...

Y anda que no me acuerdo bien de aquellos días de matanza. Eran días gloriosos. Todo el día era una fiesta. Aún siento el olor del pimentón, de la sangre, de todo aquellas mezclas que conformaban los chorizos y las morcillas. Y mientras unas mujeres llenaban las tripas, otras freían flores y las espolvoreaban de azúcar. Eso era lo que más nos gustaba a los chicos. Y te estoy hablando de las matanzas que hacía mi familia en Nueva Carteya, en Córdoba, o algunos otros pueblos cordobeses donde viví y donde cada año había, por supuesto, las clásicas matanzas.

Recuerdo aquellos días con verdadero placer.

Por cierto... vaya apetitosos que aparecen esos chorizos, por favor... :)

Un abrazo

vitorchuvashortstories dijo...

Olá, José Manuel!

O que descreves é quase que uma cópia do que se passava em casa dos meus pais e familiares ... quando ainda se matava o porco da forma tradicional.
A única diferença é que as tripas eram levadas para o rio onde eram lavadas, com o mesmo sal, e também com limão.Era um dia de festa, e, no final, metade do porco já ficava comido...
Gostei de ler; agora é apenas recordação.

Um abraço.
Vitor

http://vitorchuvashortstories.wordpress.com/

Luna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luna dijo...

Bueno, antes que nada, que esas fotografías tan logradas me provocan...comer !!!

Hoy está dificil pero...

Es la carne,
la sazón,
la delicia del señor.

Saludos embutidos José Manuel.

NEURIWOMAN dijo...

Menuda cosecha que teneís este año, da gusto verlos con el color justo, todos colgaditos en las vigas de madera, y oreandose con los frios.
En el pueblo de mis abuelos (cerca de Salamanca) tambien se hacia la matanza y para mi que era niña, los días de mas terror de mi vida.
Solo escuchar los primeros gruñidos del animalito cuando lo sacaban de las porquerizas, yo me escondía debajo de la cama. Fuera sonaba chillar casi como un humano, y la jauria de hombres que querian sujetarlo y evitar sus mordiscos también gritaban jaleandolo. El día de la matanza no era mi favorito.
Pero las fotos te han quedado perfectas, felicidades.

Esperanza Moreno Garcia dijo...

Impresioantes esos chorizos, buen provecho, saludos

Gisa dijo...

Parecem deliciosos!
Um bj querido amigo

Luis G. dijo...

Vaya chorizada. Son secuencias rurales grabadas en la tradición popular. La matanza del cerdo era una de ellas. Gran fiesta familiar, íntima. Así lo cuentas, amigo José Manuel. El frío y la nieve eran muchas veces el marco del rito.

La matanza fue, como leí en un libro, el "elixir de la degustación"

Un abrazo,

Luis.

José luis dijo...

Estas imagénes de paisajes y arquitectura si que me gustan, geniál y a disfrutarlo.

Saludos José luis.

BERMAXO dijo...

Que pinta tienen..huuuummm

julia dijo...

Pues menos mal que he visto tu entrada despues de cenar, porque sino me como hasta la pantalla.
Unos buenisimos primero planos y todo muy natural.
Un saludo y a disfrutarlo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que recuerdos mas bonito que me traes de la niñez...


Que ricos que tienen que estar.

Besos

Roberto Ayape dijo...

Con estos paisajes se hace la boca agua.
Así que llegue un invierno duro...

Saludos,

Princesa115 dijo...

Entré y me hice seguidora, espero no molestar.
Nunca he visto una matanza, pero creo que no me gustaría asistir, aunque si es cierto que esos chorizos y longanizas tienen un aspecto riquísimo.

Un saludo

Carmen y Alfonso dijo...

Tanto las fotos como el comentario explicativo de la matanza son magníficos, reflejan muy bien aquellos tiempos.

aikatherine dijo...

Gracias por jaksat Innlessiofiedo siempre encantado por visitar mi sitio, es cierto que la carrera de Navidad frente a mí ahora sólo hay que descansar cuando me cayó mal y la herida en la cabeza producido papá vino y me rompió el dedo pulgar y estirada. hija para ayudar a los preparativos de Navidad .. Voy a jugar con la nieve laslasten guerra ..
15. joulukuuta 2010 5.03

aikatherine dijo...

Se curó sus hijos. Recuerde que hubo un embutido sabroso, también en Finlandia tenemos un surtido muy amplio de embutidos, y de muy buena .. Finlandés verano salchichas casa parrilla y beber cerveza. Que más me gusta, sin embargo, siempre el pescado, especialmente el salmón. Laine y pastel de pescado finlandesa es una delicia. Se trata de una masa de centeno y la carne en el interior y la perca coregono blanco, o pescado blanco .. no he probado calamar y el pez espada ..

Artesaniamarian dijo...

Vaya tandada de chorizos, se abren los jugos gastricos, sólo de mirarlos, una jugosa fotografía. Has despertado mi infancia y los viejos recuerdos. Os meus parabens. Biquiños.

Esperanza Moreno Garcia dijo...

Gracias por su comprensión, no todos entienden que se puede querer tanto a una mascota, siento lo de su perro.Saludos

Elena dijo...

Me has abierto el apetito!! Este tipo de imagenes son muy pero que muy tentadoras!! La perspectiva es de infarto!!! Un fuerte abrazo.

ALBORADA dijo...

Me uno a todos, se abre el apetito, gustosamente me comería ahora mismo una rica tortilla de chorizos y cebolla.

Gracias por compartirlas

Lito dijo...

Las imagenes y lo que cuentas me vuelven a la niñez cuando vivía en el pueblo y se hacía la matanza. Era un día de fiesta en que se invitaba a la familia y vecinos. Igual que lo que comentas.
Ahora ya no se hace.
Con ir a la carnicería se soluciona y cada uno en su casa.
Saludos.

ANGEL dijo...

VAYA CHORIZADA BUENA.SALUDOS

Bicefalepena dijo...

En mi pueblo recibía más visitas el gocho que la ermita, y eso que somos muy devotos...
Todo un santuario, y su proceso, transformación divina.
Un abrazo

lil dijo...

Sorpresa en mi blog! Espero que te guste ;)

Andri Alba dijo...

Muy buenas tomas e interesante el preceso de preparación de tan buenos manjares que da el marrano. El santiguarse lo veo lógico, pues es que matar al animal no debe ser tarea fácil, pues decididamente que se entierre en la papada el cuchillo.

Un saludo,

Andri

lil dijo...

felices fiestas! :)

Linalbares dijo...

Eres muy malo.....casi un diablillo mira que poner esas tentaciones ...ainssssssssssss que me llega el olor del adobo...recuerdos de mi juventud...hace casi 10 años que hice mi ultima matanza....y la echo mucho de menos....no he chupao la pantalla de milagro....
A nivel fotografico ....coñesssssss que parece que los chorizos estan a solo estirar el brazo.......
Felices fiestas y buen año nuevo...
Saludos
Lina

Thiago dijo...

jaj que buena pinta tienen... pero vaya trabajo. La verdad es que una vez fui a una matanza y me dio peniña el cerdo, que lanza unos gritos como de persona. Es horrible.

pero bueno, luego compensa por lo rico que está todo. Y no hay nada como los chorizos de lomo gallegos y asturianos, jaja


Bezs.

calata dijo...

estos manjares ya no se ven con tanta frecuencia y desde luego los procesos. Bien contado amigo.

un abrazo

elvencejodemieresduerme dijo...

Hola J.Manuel!

Me ha llamado la atención este post,quizá porque yo me he criado entre estas tradiciones de matar el"gochu"como decimos aquí,en Asturias,me acuerdo bien de todo y es así,como lo cuentas tu.
Para decirte la verdad nunca me acostumbré a ver al pobre animal ir hacia la muerte y hoy día,si lo tuviera que hacer yo...bueno,que si se necesitara como así ocurría en el pasado,claro que lo haría...lo tendría que hacer pues sería algo básico para comer¿verdad?

Ya ves que vengo poco;el motivo no son las faltas de gana sino la carencia de tiempo que,dicen,es gratis y tenemos tan poco...mucho que hacer y sólo 24 h./día.

Como se acerca la Navidad te quería felicitar las Fiestas y desearte que el Año Nuevo que se acerca,aparezca preñado de buenas nuevas con salud,amor y prosperidad para ti y que lo disfrutes al lado de tus seres queridos.

Un saludo y muchísimas gracias por ser tan amable de haber pasado por mis humildes lugares de Internet.

Carmen Pérez

Xurde Radío dijo...

Qué buena pinta tienen, sólo verlos y abre el apetito.

-Celi- dijo...

Estos criollos estan diciendo
lo buenisimos que estan a la parrila o a la sidra, ¡hay si no fuera mi colesterol!
Preciosas fotos, al ver las de mi tierra me entra una "morriña"...
Que pases una feliz navidad y que en el 2011 continue tu buen hacer para que disfrutemos de tu blog.
Un saludo Celi.