Mis Páginas

La adversidad

Trascorrales, Oviedo


Se cuenta de cierto campesino que tenía una mula ya vieja. En un lamentable descuido, la mula cayó en un pozo que había en la finca.
El campesino oyó los bramidos del animal, y corrió para ver lo que ocurría. Le dio pena ver a su fiel servidora en esa condición, pero después de analizar cuidadosamente la situación, creyó que no había modo de salvar al pobre animal, y que más valía sepultarla en el mismo pozo.
El campesino llamó a sus vecinos y les contó lo que estaba ocurriendo y los enlistó para que le ayudaran a enterrar la mula en el pozo para que no continuara sufriendo.
Al principio, la mula se puso histérica.
Pero a medida que el campesino y sus vecinos continuaban paleando tierra sobre sus lomos, una idea vino a su mente. A la mula se le ocurrió que cada vez que una palada de tierra cayera sobre sus lomos... ¡ELLA DEBÍA SACUDIRSE Y SUBIR SOBRE LA TIERRA!
Esto hizo la mula palazo tras palazo.
Sacúdete y sube. Sacúdete y sube. Sacúdete y sube!! Repetía la mula para alentarse a sí misma.
No importaba cuán dolorosos fueran los golpes de la tierra y las piedras sobre su lomo, o lo tormentoso de la situación, la mula luchó contra el pánico, y continuó SACUDIÉNDOSE Y SUBIENDO. A sus pies se fue elevando de nivel el piso.
Los hombres sorprendidos captaron la estrategia de la mula, y eso los alentó a continuar paleando. Poco a poco se pudo llegar hasta el punto en que la mula cansada y abatida pudo salir de un brinco de las paredes de aquel pozo.
La tierra que parecía que la enterraría, se convirtió en su bendición, todo por la manera en la que ella enfrentó la adversidad.



18 comentarios:

Javier Diéguez López dijo...

Buena fábula la que nos cuentas. Me gusta tu foto. Un saludo.

Luna dijo...

Desesperar, pero no rendirse.

Que bonitos se ven los detalles del artista en la fotografía.

Saludos, José Manuel. Buenas tardes.

Dyhego dijo...

¡Para que digan que los burros son tontos!
Salu2.

Patty dijo...

Imagínate siendo mula, los humanos no podemos quedarnos atrás verdad José Manuel? lindo post me encantó besos ^.^

Armando dijo...

Interesante relato. Para pensar.
Un cordial saludo.

Carmen dijo...

Una preciosa fábula muy interesante para aplicarla en nuestra propia vida tan llena de pozos donde caemos sin darnos cuenta y de los que tanto nos cuesta salir.
Un saludo

Lisardo Fernández dijo...

viene bien saber... en los tiempos que corren... que rendirse ante las incertidumbres de los que presumen conocimiento... no resuelve.
un abrazo, buen amigo.. y sigue dando de beber a la mula...

Valverde de Lucerna dijo...

No está nada mal esa idea, sacudirse los males para ir subiendo y salvarse de morir enterrada o ahogada.
Un saludo.

Antorelo dijo...

A ver si se cumple en la situación que estamos pasando. Buen relato.
Un abrazo

Sidrina dijo...

Siempre me sorprendes. Pasé el otro día por primera vez por delante de la mula :) Bicos.

VENTANA DE FOTO dijo...

A ver si aprendemos la lección de la mula y salimos del pozo conde nos encontramos todos. Al igual que le ocurrió a la mula, el pozo no lo hemos construido nosotros pero hemos caído en el. A ver si el instinto de supervivencia nos hace ponernos a flote.

En cuanto a la imagen me parece muy acorde con tu relato. Me recuerda mi breve estancia en Oviedo y la cantidad de estatuas que me podía encontrar recorriendo sus calles.

Disfruta de este puente!, aunque si ya no trabajas no necesitarás esos días para salir de escapadita!

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/






AMBAR dijo...

Mi querido Chavalín, aqui, no solo nos regalas una bella imagen, sino que también nos regalas una buena moraleja, no importa cuan duro te golpee la vida, sacúdete y sigue.
Un abrazo.
Ambar.

ANRAFERA dijo...

...preciosa fábula...ingeniosa mula!
Muy bonita la toma de esta escultura.
Un abrazo.
Ramón

Aurora dijo...

Me gustó mucho la fábula. Creo q la postura q adoptemos frente a la adversidad tendrá la llave de todas las puertas. A veces los que quieren enterrarte son los que consiguen que te alces victorioso.
Un abrazo.
¡Feliz domingo!

JUAN CARLOS SANCHEZ AVILA dijo...

Somos nosotros los que creamos nuestro destino, buena reflexión y buena semana.

CarmenBéjar dijo...

Ojalá que todos en estos momentos adversos en que vivimos tengamos tantas ganas de seguir adelante como esta mula del cuento.
Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

La fortaleza es la clave para hacer frente a la adversidad.
Un saludo.

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias querido y admirado amigo por obsequiarnos tan bella fabula y por deleitar nuestros sentidos con tu supremo arte. Muchos besinos de esta amiga con inmenso cariño.