Mis Páginas

Basílica de Santa María del Mar


La Basílica Menor de Santa María del Mar es una iglesia gótica catalana de Barcelona, situada en el barrio de la Ribera y construida entre 1329 y 1383. Los maestros de obra fueron Berenguer de Montagut (el diseñador principal del edificio) y Ramón Despuig. La iniciativa sobre la construcción de la iglesia la tuvo el canónigo Bernardo LLul
Visto desde el exterior el edificio presenta un aspecto macizo y robusto, que no transmite lo que encontraremos en el interior
La mayoría de las imágenes y el altar barroco añadidos durante los siguientes siglos resultaron quemados durante el incendio del templo el 3 y 4 de agosto de 1936.
Esta iglesia es uno de los destinos más visitados de la ciudad. Este hecho se debe, en parte, a la novela de Ildefonso 
Falcones, La Catedral del mar.





12 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

No la conozco pero si que he visto fotos, y leído el libro. Magnífica foto que has tomado y con perspectiva esta de la portada. El resto también.
Enhorabuena.
Bss y feliz semana

Dyhego dijo...

Bella es, desde luego.
Salu2, Jmir.

mjesus dijo...

Seria ilogico decirte no me gusta, porque fotos son maravillosas siempre. un abrazo

Lola dijo...

Es una catedral bellísima, a mi la verdad me impresiono. Desde que traspase la entrada me quedé sobrecogida por su luz y su majestuosidad. Y habiendo leído el famoso libro, aún me emocionó más.

Un abrazo.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Prefiero el más austero románico, pero bella en cualquier caso. Besos.

AMBAR dijo...

He estado dentro de ella, y es preciosa, me encantó y valoro por su esfuerzo humano, por ser construída por el pueblo y en condiciones precarias, por eso le doy más valor.
Un abrazo.
Ambar.

AMBAR dijo...

Me olvidaba de mencionar, lo bien que has captado la luz y todo en conjunto, es preciosa.
Un abrazo.
Ambar

Neuriwoman. dijo...

Un lugar de recogimiento en el que has captado su esencia y majestuosidad. Un abrazo.

CarmenBéjar dijo...

Es un templo fotogénico, con pilares que parecen acabar nunca volando hacia el cielo, sosteniendo las bóvedas de piedra cual si fuesen hojas de papel. Es un templo hermoso y bello, deslumbrante por su puereza de la piedra, una maravilla de la arquitectura gótica catalana.
Un saludo

Patty dijo...

Me gusta tanto venir aquí José Manuel porque nos muestras imágenes maravillosas, es como si conociera el mundo a través tuyo... besos :*

Luna dijo...

Majestuosa, como el mar...

Saludos, José Manuel. Que tengas buen día.

ANRAFERA dijo...

Bonita, bonita! Interesante cuanto expones. Gracias, me encanta conocer lugares como este.
Un abrazo.
Ramón